Reseña

El campeón debe ganar hoy

Si a Tigres, muchos lo hicieron campeón de aquí en mayo y de allá, antier, y nada de eso sucedió, es conveniente aprender la lección, no anticiparnos a nada, no ser falsos en el triunfalismo adelantado, ubicar los hechos, agachar la cabeza para saberla levantar después.

Sin exageraciones, con cautela pero con exigencia, el campeón debe vencer esta noche, no importa que su oponente también traiga el mismo mal, dos derrotas a cuestas. Ya lo dijo “San Agustín: Ir por más”. Hoy es la ocasión.Ha quedado claro que las victorias son necesarias para que el aficionado tenga la grata experiencia del éxito.

El campeonato no está muy distante, se recuerda con agrado pero las dos derrotas a cuestas, cuestan. Romano y sus “perros” es lo de menos aunque tengan el mismo apuro. Porque si a incomodidad se refiere, el campeón la tiene más pues no ha podido demostrar el por qué de su quinto gran trofeo.

La alineación, se la dejamos al que manda y sabe, pero lo único que se le solicita es congruencia.Los “procesos” han sido derrumbados con las palabras del lunes pasado del portero lagunero.

Eso ya quedó al descubierto. En base a ello, la exigencia se apura para esta misma noche. Cada partido muestra exigencias distintas. La de hoy, es ganar, como sea. Lo mismo dicen los fronterizos. En esto radica el supuesto agrado del partido.

Si los contendientes piensan y sienten igual, deberemos ver una contienda llena de entrega, acompañada de buen futbol, si se puede.Regreso al tema de Tigres. Si Santos se coló (superando a los amarillos regios en cuartos de final) hasta el campeonato, y fue sorpresa, derrotar a Tijuana no es sorpresa, es obligación.

He aquí la diferencia. La ignorancia puso a Tigres en el pedestal de un campeón hipotético. Tan irreal como real es su no logro. La verdad de esta noche es que Santos ya debe obtener sus 3 primeros puntos. ¿Es mucho solicitar? ¿Algún aficionado se opone a tal petición?