Reseña

Poco a poco más para abajo

En el interior radica la fuerza para mejorar, para realizar bien lo difícil. Desgraciadamente, hasta el momento, no es el caso de Santos. No ha podido levantarse. Paulatinamente, con tanto empate, los lugares en la tabla general van siendo más bajos. Ya se salió o ya lo sacaron de zona de calificación, y esto debe ocupar; hasta preocupar. ¿Estaremos pensando lo mismo todos?

En Tijuana durante un buen lapso del juego en el primer tiempo, actuaron bien. Al minuto 84 tuvieron el dos a cero a favor, pero antes, Xolos (gracias a destacadas atajadas de Orozco) pudo empatar. La incomodidad de verse alcanzados volvió a presentarse para desolación de muchos, incluyendo a jugadores y entrenador. Este andar hacia atrás, para abajo, no alienta; no es buena señal.

El receso obligado podrá venir bien a todos los equipos, no sólo a los que les urge reaccionar como es el caso de Santos. ¿Hay algo de lo cual se pueda o deba avergonzar el Santos hoy? Avergonzar, no; no es para tanto, pero si las ilusiones siguen presentes, la enmienda debe ser inmediata.

No vendría mal revisar a conciencia las decisiones de las alineaciones iniciales.

El torneo avanza, se compacta la tabla general, pero Santos no progresa, retrocede. Esta realidad es clara. Tratar de esconderla no favorece. Si el paso no es el adecuado, no se compone sólo con la expresión tan gastada y recurrente: “hay que seguir trabajando”. Eso ya no funciona, quedó atrás, es obsoleto, como atrás se está quedando el equipo lagunero.