Reseña

Volver a definir la “Grandeza”

Traer a la mente el futbol mexicano de 1970 a la fecha, pensando en campeonatos logrados, observamos con asombro que Chivas tiene 4 y Santos 5. Aquí nos podemos detener con el afán de pulir el concepto de “Grandeza”. ¿Qué significa “grandeza”? Popularidad, afición dispersa en el país, identificación con la historia por densidad poblacional, logros obtenidos, campeonatos conseguidos, mercadotecnia útil.

Detectar que en campeonatos, en los anteriores 47 años, Santos supera a Guadalajara por uno, es de suma importancia ante los ojos de todos los mexicanos, con el riesgo de no ser aceptado el concepto. Guadalajara acaba de ser campeón el pasado domingo. Tiene todo el derecho de celebrar y festejar lo que le plazca. Haciendo un corte al presente, el nada humilde Santos lo supera en títulos.

Si el lapso se acorta, de 1988 (año en que nació el Santos) a la fecha, el asombro crece. Santos iguala a Pumas y América en campeonatos con 5, y está arriba de Chivas. Entonces, la historia chica del equipo lagunero se hace grande. Las molestias podrán surgir en desmedida porque si le añadimos a Cruz Azul, éste sólo puede competir con uno.

Los distingos necesarios para saber diferenciar valores, reclaman cordura y ubicación. El concepto de “grandeza” ya está muy gastado. Los que afloran, batallan para ser reconocidos porque el peso de la historia es muy fuerte y arrastra a seguir pensando lo mismo y considerando a los mismos. Ha llegado el tiempo de modificar la idea para definir a un equipo grande.