Reseña

Viernes Santo

Esta noche, por necesidad y obligación, habrá un crucificado. No existe otra oportunidad. Morelia da lástima nacional y Santos da lástima regional. ¿Alguien se atreve a defenderlos, con sustento y objetividad? Lo que acontezca en cuanto al resultado final de esta contienda, obviamente incluyendo el empate, será para desgracia de alguno de los participantes. Por eso, este Viernes Santo, habrá crucifixión y muerte.

¿Quién será? ¿Acaso los dos se meterán en más problemas? Imposible adivinar; fácil de entender lo complejo de su respectivo momento.Morelia juega hoy en casa, que todavía lo cobija. Ahí, en el actual torneo, ya le ganó a Jaguares.

Perdió contra UdeG y Puebla. Empató a cero ante Toluca y León; y a 2 frente América. Visto con otro ángulo: no es un gracioso y gratuito flan. Ver derrotado a Santos no será sorpresa para la breve historia de los morelianos y menos, para la ríspida situación que los laguneros ofrecen. Las 5 derrotas de los michoacanos fuera de su estadio, no asombran. Fueron contra Atlas, Tijuana, Tigres, Pumas y Pachuca.La palabrería (no se hace referencia al Morelia) ya estuvo de sobra aunque algunos sigan creyendo que con eso, los feligreses se convierten.

El amor a la profesión a nadie conmueve si no hay resultados positivos. Por lo menos ya aceptaron parte de la actual realidad en base a números, como variable inequívoca de la incomodidad que puede convertirse en tragedia si hoy son crucificados. Ya admiten que sus puntos son raquíticos e infames.

Esta admisión es un gran logro, aunque suene a ironía.Sin “San Agustín” todo se podrá entender, antes y después del compromiso. Pobre de Julio, pobre, porque su jefe es capaz de crucificarlo antes del partido, y después del mismo.

He aquí al verdugo. Si en aquellos tiempos, alguien (dicen) fue traicionado, hoy, al interior del cónclave, hay gente capaz de traicionar los principios y valores nunca puestos en práctica. Pruebas precisas, tenemos, es cuestión de regresarlas a la memoria. Y que nadie se asuste de esto. Yo no lo inventé. Sólo relato la pequeña historia como simple reseña.