Reseña

Varias “cosas” están pegadas con alfileres

Gracias al empate de Pumas ayer, Santos sigue en zona de calificación; y eso debe agradar pero no convence. La confianza, la credibilidad, el estado del equipo, la persuasión, el lugar en la tabla general y los discursos, se tambalean. Con alfileres, imposible seguir adelante con firmeza. Mucho se necesita enmendar porque se han obtenido 2 puntos de los últimos 15 en disputa.Esto, a cualquiera debe tener muy preocupado; más que otras “cositas” que intervienen en el bienestar de la institución, pero no son lo fundamental. Todo lo de afuera del campo es interesante, se toma en cuenta, el cliente lo considera pero el aficionado anhela ver triunfar a su equipo con tres contenciones en medio campo o con lo que inventen, pero que venza al rival. En Chiapas no jugaron mal, pero se perdió. Ante esto no hay nuevas excusas que se admitan.Dos puntos de quince en disputa es la peor racha de Pedro en Santos en sus cuatro torneos, en cualquier lapso de cinco partidos. A Benjamín Galindo nunca le sucedió lo mismo. No es sano ser fatalista, pero las catástrofes, suelen avisarse con anticipación. Lo que le sucede al Guadalajara, se palpa hoy, pero aparecieron signos sensibles, tiempo atrás como serios avisos. Para Orlegi, aquí está el primer gran anuncio que debe ser tomado en cuenta con suma seriedad; a tiempo.Se puede calificar y disputar una liguilla con dignidad en el presente torneo; todavía falta. Lo que no se puede dejar pasar, es la conducta moral, verbal, futbolística de todos los actores. Los discursos ya no convencen a nadie, están muy desgastados. Y si a eso le añadimos que han logrado 2 puntos de 15, sólo superando a Chivas en este lapso, que no es ninguna honra, pues las desgracias mayores podrán venir. Es momento de apremio donde la calidad personal saca a flote a los grandes. Los “parlanchines” suelen quemarse con la suya porque sus argumentos están prendidos con alfileres.