Reseña

Vacaciones o liguilla

Mañana es el momento, aunque la contabilidad inicia hoy con la visita de León a Tijuana. Las vacaciones comienzan o se atrasan, y en tal disyuntiva se encuentra Santos. Depende de él pero también de ayudas o colaboraciones. Supongamos que los de Guanajuato no ganen esta noche en la frontera. Imaginemos eso por un momento. El siguiente partido por orden de aparición (5 pm de sábado) es Santos en Puebla. De ser así, la esperanza se abre y la desesperación desata su furia.Controlar tal furia es una dicha pero también es pernicioso porque en ocasiones el ser humano suele sucumbir ante la urgencia. Ganar o ganar, sería la única consigna, y todo se consumaría a favor para no hacer maletas, al contrario, desempacar, pensar en grande, en la osadía que toda liguilla mexicana siempre ofrece. Hasta el más mal portado, una vez ubicado en postemporada, tiene ilusiones. Si imaginamos ahora al revés, triunfo del campeón vigente, esta noche, el panorama se complica porque otros dos equipos alcanzables (Chiapas y Pachuca) juegan en casa contra Querétaro y Veracruz, respectivamente. Parece que el hilo vivificador se ubica en el partido de hoy viernes, sólo no ganando la fiera. Lo cual es muy posible, pero siempre y cuando Santos venza a un humilde pero aguerrido Puebla que ofrece más miserias que admiraciones.A los camoteros, dos equipos capitalinos les han ganado en su casa: América y Pumas, los mejor portados de visita. La franja sólo le ha ganado en su feudo, a Morelia, el sotanero. Bajo esta perspectiva, Santos debe triunfar hoy para evitar las vacaciones; a menos que ya quieran irse. El compromiso parece expuesto, la oportunidad también, pero todo se complicaría mucho, si León gana hoy. Toda sorpresa suele aparecerse escondida, pero no siempre suceden los eventos a favor. Lo que no se hizo antes, se puede recuperar en la última fecha. Tocan a la puerta dos personajes, sólo uno podrá entrar: vacaciones o liguilla.