Reseña

Tortillas con chile

Palacio Nacional fue testigo de una mentira del entrenador en turno. Ascendido a “emperador”, Miguel Herrera aseguró que en Brasil, llegarían al quinto partido. No hubo críticas nacionales al respecto; hubo festejos.

Ahí aparecieron las tortillas con chile. No se logró el objetivo del “bocón” y la carne con mucho chile fue el plato fuerte. Cero críticas. Existieron más reclamos por el penalty.

Los frijoles con chile se ofrecieron en un aeropuerto estadounidense, motivo por el cual despidieron al “emperador”.Como los nuevos dirigentes ya no querían tortillas con chile, trajeron a un falso filósofo con más oropel que realidades. Eran las mismas tortillas con chile nada más que importadas. Carnitas, frijoles, tortillas, tomate, cebolla, todo eso con chile.

La prensa nacional mucha culpa tiene, aunque se esconda o lo niegue. Prefirieron adorar el record de su “Chicharito” (olvidaba los chícharos con chile) que señalar las serias deficiencias de ese falso jugador. Culpa grande de una prensa entregada, socia de la selección. Todos con chile adentro, como las tortillas, los frijoles y la carne.

De tanto chile, todos son culpables. ¿Osorio es mejor director técnico que el humilde “Profe” Cruz? La retórica barata y confusa, contra el chile de molcajete; el chile adentro, chile relleno, picando en cada una de las 7 penetraciones como pecados capitales.

Suena feo, se lee molesto, pero es una realidad que muchos dirigentes deben afrontar, no sólo Guillermo Cantú o Baños. Despedir al colombiano es viable para que al menos el chile sea mexicano.

Da lo mismo; el sabor no cambia, la perforación a la dignidad nacional no modifica lo picante del chile.Un sector de la prensa nacional cuestionó a Osorio pero otra, le quitaba el chile a la tortilla porque era más importante el “no perder”, lo invicto, de tantos juegos mentirosos. Somos de CONCACAF, y punto.

Tengamos frijoles con chile, jugadores y entrenador mexicano. Ni los extranjeros como el “Podólogo” o el “Doctor honoris causa” con Ferrari. A éstos, también les gusta el chile.