Reseña

Antes de Semana Santa

Dejemos pendiente la semifinal del área geográfica, cuyos desenlaces serán después de la Semana Santa. Antes de ésta, incluyendo el receso, Santos como equipo metido en zona de calificación y lugar 5, debe solidificar su posición (si Zubeldía está de acuerdo) porque aunque visita, lo hará a Culiacán, contra el lugar 18 y el bello candidato a regresar por el mismo camino por el cual llegó.

Esto, simplemente eso, obligan a Santos a ganar contra Dorados, con 11 o con diez en el campo, como quieran.Después de Semana Santa, se buscará la forma de acudir a Toluca (doble visita seguida) y verificar si después de comer chorizo, el equipo verde continúa en zona de calificación. Son 6 puntos vitales, como todos, pero más enigmáticos por acudir a estadios ajenos en calidad de incógnitos ya que un jugador aporta sólo tema a su entrenador para que de manera dolosa, habla bien de él, situación que sólo Luis ve. Esto ya raya en la burla institucional.

La Semana Mayor, si se asigna con seriedad, debe servir para confesar sus propias culpas hacia el interior del equipo. Las formas ya van importando porque sostener lo insostenible, adular el error, bendecir la ineficiencia y continuar con dolosas mentiras, no es digno de un equipo “santo”.

¿Cuesta mucho decir la verdad? La doble visita, aclaremos, que será contra los lugares 18 y 12 respectivamente. Viendo esto de manera fría, 4 puntos deben ser laguneros.Sabemos que nuestro torneo no es simple.

Tal pareciera que Santos lo está tomando casi a juego porque da enormes ventajas en todos sentidos. Para empezar, al colero general hay que ganarle, aunque el “pez” tenga ilusiones que poco a poco ha ido “enterrando en el fondo del mar”. Nadie debe asustarse de la exigencia para este sábado. Se gana o se retiran de la cercanía de calificar porque aunque otros podrán no avanzar, la instancia del angustiado, otorga beneficios a los que se jactan de ser eficientes.