Reseña

Santos es patrimonio emocional de La Laguna

En la vida, cada quien tiene sus diferentes motivos para ser feliz o estar triste. Hay quien no vive tranquilo porque no sabe quién será el próximo gobernador de Coahuila, si es que lo habrá. El actual momento del Santos es alarmante, otra vez. Esto ocupa y preocupa a muchos laguneros. Parece que al “Chepo” lo tiene sin cuidado porque acaba de hacer una “maravillosa” declaración sobre el tema del descenso.

Dijo: “Se quitan los malos torneos porque lleva el mismo tiempo deshacerse de ellos. Pretendemos estar entre los 8 primeros”. Esto exhibe la total desubicación del soñado entrenador. Los malos torneos no se quitan solos o por arte de magia. A Tijuana le bastó un semestre y reforzado con un año para quitarse tal angustia. ¿Es verdad que aspiran a quedar entre los primeros 8? Primero deben ganar hoy al Guadalajara del “Chepo”; y luego vemos en León.

Que nos quede claro a todos: Santos es patrimonio emocional de La Laguna, no de José Manuel de la Torre. También que esto nos quede claro. No se le debe dejar al entrenador actual, la titánica tarea de salvar al Santos, porque por decreto no se borran los malos torneos anteriores, en los cuales ya está participando de manera deficiente para la porcentual, y de manera eficiente para las angustias. Qué pobreza de entrenador. No sabe en dónde está parado. No siente nada por Santos; la afición siente mucho porque es su patrimonio emocional.

Santos podrá ser el patrimonio económico de José Manuel, no el emocional. Para sentir al Santos desde las entrañas se necesita haber vivido y aportado mucho a su rica historia. “Chepo” no le ha entregado nada; al contrario, ahora lo ha vuelto a meter en las angustias del descenso, angustias que él no ve y ni siente; sólo las provoca. La tarea es clara. Por favor ya no jueguen con el patrimonio emocional de La Laguna.