Reseña

Santos necesita de su afición

Se han complicado muchas las cosas en Santos por responsabilidad de todos. Con tanto problema encima, en este momento no vale la pena ni es conveniente volver a señalar las fallas.

Es momento diferente porque la palabra “descenso” ya se acercó más, no en puntos de diferencia con el Morelia, sino por la actuación y goleada de antier en Monterrey. Por lo tanto, ha llegado el tiempo de que la afición juegue otro papel porque la avalancha ya rebasó los límites de lo soportable.

Recibí un mensaje de un aficionado dirigido a la afición que dice así: “ “Quiéreme cuando menos lo merezca porque será cuando más lo necesite”. Genial esta sentencia y maravillosa la postura. Hoy, Santos da lástima, y no se aprecia el camino seguro para que, por sí mismo, salga de este trance.

Entonces, es el momento de que aparezca la afición con apoyo, aliento, presencia, brindando ánimos (aunque el equipo no lo merezca) para mostrar solidaridad en los momentos en que el problema es grave.A un desvanecido o enfermo es necesario ayudarle, alentarlo: de nada sirve pisotearlo. Los señalamientos sobran.

Las exigencias no aportan aliento. Las penas reclaman ser querido cuando menos se merezca pero es en los días de mayor apuro, en los caminos sinuosos cuando más se necesita la solidaridad.

Ir al estadio al juego contra Tijuana, animar a los actores, alentar en cada momento, festejar lo que hagan para conducirlos casi de la mano, al triunfo. Lo que no se merece, se agradece. La necesidad solicita ayuda.Apoyar en esta etapa complicada es señal de grandeza.

No sólo es sano subirse al camión de la victoria en los desfiles de los campeonatos. Eso es natural, brota, surge como algo espontáneo. El regocijo de los éxitos pasados debe acumular suficiente energía, y con buena voluntad, sacar adelante al Santos de hoy. Un desfile de campeón, cualquiera lo festeja.

Una presencia en incómodos momentos, es de gente noble. Querer al Santos cuando menos lo merezca es sinónimo de amar al que más lo necesita porque Santos es propiedad de La Laguna. Nos conviene a todos.