Reseña

Reinventando la administración del futbol

Vergara, anunció un nuevo humo que pronto conoceremos. Se atrevió a algo distinto; esperemos que le atine porque usualmente, lanza bravatas y luego se arrepiente. Como ahora se trata de televisión y de que a su equipo lo vean pobres, ricos y clase media, pues la estrategia operativa deberá ser elocuente y exitosa.

Por lo pronto, le vamos a creer. Pero, “reinventando la administración del futbol” (título de este escrito) no contempla esta vertiente. Es algo más a fondo y diferente.

El tema inicia con la posible venta del Morelia y el compradorCESIFUT. Cuando la institución de Lerdo adquiera un equipo de Primera División Profesional, establecerá una diferente forma de administrar el futbol. Lo va a reinventar, obvio con muchas dificultades, rompiendo paradigmas, estableciendo nuevos usos y costumbres.

¿Qué paradigmas va a romper? ¿Qué va a establecer como nuevo? El fundador de CESIFUT tiene amplia experiencia en estos menesteres de invertir, comprar, crear, formar, pagar, proponer, vender, aceptar, retirar la oferta, tomar la oportunidad.

Recordemos que con otros capitales, adquirió al Ángeles de Puebla, le cambió de nombre y lo trajo a La Laguna en 1988. Detectó a Ramón Ramírez, trajo a Dolmo y Juan Flores, refundo el futbol en nuestra región, vendió al Santos a mejores mano$ (Grupo Modelo) fundó su fábrica de futbolistas con éxito de oro en Londres 2012.

¿Todos recordamos esto y estamos de acuerdo hasta aquí? Ahora se lanza a la necesidad y aventura de tener su propio equipo.La experiencia de CESIFUT como “colocador” de jugadores en el mercado nacional es amplia pero más agria que agradable.

La nueva forma de administrar es tener un entrenador de no más de 50 mil pesos mensuales; jugadores eficientes que en sus dos primeros años ganarán poco, serán vendidos y ese dinero se reinvierte. ¿Hay suficientes jugadores? Afirmativo.

El problema es colocar la calidad de jóvenes que producen, y todos laguneros hasta hoy. La Liga MX, directivos y la prensa nacional, los podrán despreciar; será otro reto. Al final, la efectividad triunfa por encima de la ignorancia y de la deshonestidad imperantes.