Reseña

Reconstrucción, pero con material de calidad

Apareció pronto y en casa, esperada o no, la primera derrota de Santos. Como Pedro es bueno para hablar y mejor para decir primero una cosa y luego otra, se contradice fácilmente, ahora resulta que de los “nuevos liderazgos” han pasado a la “Reconstrucción” de algo que ellos mismos derribaron, sin necesidad de enemigos gratuitos. He aquí la tarea de enero a mayo 2015. Tal parece que el portugués es el nuevo “Cristóbal Cortés o Hernán Colón” que vienen a salvar a La Laguna porque se han compadecido de su proyecto deportivo.En cualquier reconstrucción (obra de ingeniería civil) se necesita material de calidad para hacerla. No estilo casas Infonavit. El Santos del pasado viernes, no mostró calidad. Las nuevas incorporaciones (faltaron algunos) no exhibieron nada de calidad porque sus capacidades son muy limitadas. A Juan Pablo Rodríguez lo echaron del equipo, sin embargo en poco tiempo que jugó antier contra Tigres, puso un gran servicio con ventaja y de manera significativa, para gol, con el cual ganó Atlas. Eso es tener calidad, sin importar los años.Se quedaron con muchos que ya estaban y aparecen de titulares 4 canteranos. Se aplaude la intención, pero aun el lagunero o fabricado en casa, debe tener calidad. No se trata de mandar al campo gente de Fuerzas Básicas por echar alguna campana al vuelo. No se trata de repicar en vano. El tema es producir para aportar con capacidad que se distinga de forma significativa. Al pariente del torero lagunero, no lo cobijaron, le quitaron los “arrestos”, pues a su lado no hubo compañeros de calidad. Así no se hace una reconstrucción.La primera impresión, en cuanto a calidad del recurso adquirido, no da garantía, por lo tanto la pretendida reconstrucción, cacaraqueada y justificada, difícilmente la veremos. El dinero hacía goles y tapaba malas decisiones. Oswaldo, Benítez, Vuoso, Ludueña, Baloy, Juan Pablo, Peralta y Quintero llegaron a Santos con dinero. Hoy no hay suficientes recursos para superar la ignorancia y provocar una reconstrucción de calidad. Le dejamos la palabra y la reconstrucción a “Hernán Colón y a Cristóbal Cortés”.