Reseña

Quedan 15 puntos

La aritmética, en ocasiones se atreve a jugar cualquier deporte, incluyendo futbol. Los ignorantes la desprecian, y es donde ella se intimida porque le hacen creer que no es su campo de acción.

Sin embargo, las tendencias que terminan cumpliendo su labor, reclaman su lugar. Por lo tanto, se solicita apertura al tema, objetividad en los hechos ya ocurridos y aceptación de cualquier realidad. Tenemos que admitir que Tijuana es el  líder general, que se ha sostenido ahí, y también debemos aceptar que Santos es el  penúltimo y también se ha sostenido ahí.

Este dato es aritmética pura, confiable y segura.Faltan 15 puntos del actual torneo, pero faltan para todos los equipos. Aclaro eso porque algunos ingenuos, preocupados por la situación difícil del club lagunero, piensan inocentemente que sólo Santos tendrá acceso a ellos, los demás no.

Si Santos ha logrado 9 puntos de 36 ya disputados significa que ha obtenido el 25% de los mismos. Si los enemigos del pensamiento me permiten inmiscuir a la aritmética en el tema de “Regla de tres simple” tenemos que aplicar el 25% a los 15 puntos que quedan.

La esperanza humana, ilusionadora de un mejor futuro, se niega a admitir la aritmética porque va en contra de sus intereses, de sus creencias, repitiendo, de sus mismas ilusiones. Si usted ya se atrevió a realizar la regla de tres simple antes sugerida, debió caer en la cuenta que el 25% de 15 es 3.75 equivalente a 4.

Si a los 9 puntos que lleva Santos le agregamos los 4 que la aritmética nos proporciona, podremos ver con desilusión que Santos terminará el torneo con 13 puntos.

Y esta nueva cifra, es descenso, huele a descenso, proclama descenso.Los amantes de la ingenuidad pueden pensar que José Manuel ya se está encargando de los refuerzos para el próximo torneo.

¿Estará pensando en hacer mejorar a su esquipo para poder obtener más de 4 puntos de los 15 que faltan, con el plantel actual? Es bueno y hasta bonito creer que Santos no entrará en más problemas de descenso. Es más inteligente, objetivo, positivo y real, deshacerse de los extranjeros ineficientes.