Reseña

Presagio tonto, atrevido, pero con sustento

La historia del Santos en los 36 torneos cortos es muy rica y con cierta congruencia. Antier ganó de visita apenas en la jornada uno. El pasado del equipo lagunero aporta algo singular, que ofrecerlo hoy pareciera prematuro, es muy temprano, suena a tonto y atrevido; pero lo expongo porque creo en las conductas de los números, y sus precisas tendencias. Tiene usted todo el derecho a no creer o hasta reírse. ¿Cuál es el dato?Santos ha ganado la jornada inaugural de visita, en seis ocasiones. Las 6 veces ha calificado. Aquí está lo virtuoso, que a la vez se transforma en exigencia para esta competencia. Apenas en la fecha uno, pero ya tiene la obligación de calificar, porque la misma institución ha conseguido la participación en liguillas cuando venció en la primera jornada, estando de forastero. Esto lo consiguió en los torneos: Verano 2000, Apertura 02, Clausura 05, Apertura 10, Apertura 11 y Apertura 13.Suena tonto el hecho, escasos eventos y temprana la exigencia pero si en otras seis ocasiones ha ofrecido el Santos este grato resultado (ganar de visita la fecha # 1 y calificar en ese torneo) con planteles distintos, resulta atrevido solicitarle emular a sus antecesores, y calificar ahora. Existe sustento, hay historia, porque los argumentos solidificados por números eso indican. Si antes otros pudieron; ¿Por qué ahora no? Entiendo que apenas comienza la contienda pero Santos debe repetir su misma conducta de otras veces.La solicitud y exigencia se convierten en presagio: Santos va a calificar en noviembre próximo. Revisando al América, que acaba de ganar de visita antier, también 6 veces ha hecho eso, pero no ha calificado en los seis torneos. He aquí la sensible diferencia. Santos ha podido, lo ha hecho, le sienta bien empezar triunfando en casa ajena. Que el desarrollo sea a favor de la felicidad humana. Este planteamiento va en camino de tal dirección: proyectar algo, esperar y exigir, aunque suene tonto y atrevido, pero hay sustento.