Reseña

Pedro así lo dijo…

Es importante tener memoria y conciencia de lo que se dice. Pedro dijo, al finalizar el partido contra Guadalajara que esos 3 puntos eran válidos siempre y cuando le ganaran a Toluca. Para entendernos bien: estuvo consciente de que su equipo actuó fatal contra Chivas, que no merecía la victoria, sin embargo se consiguió, pero que era necesario confirmarla siempre y cuando el siguiente compromiso se resolviera a favor. Así lo dijo Pedro, y se le tomará en serio su declaración.Contra Querétaro se jugó mal, y con obviedad, se perdió. Frente a Chivas, se jugó peor pero sin embargo se ganó. Aquí radica la incomprensión al futbol pero se transforma en comprensión para darle la razón a Pedro. No vencer hoy al Diablo es reconocer y admitir haber sumado tres unidades indebidamente el pasado domingo. Lo que representa no progresar en modo de jugar, en actuación y en solidaridad con el futbol. La casualidad, forma parte de cualquier deporte, pero no se deben dejar al aire tantas situaciones fortuitas.¿Se atreverá Pedro a iniciar con Calderón en casa? La respuesta es negativa porque no come lumbre. Es la clave para detonar ciertas decisiones que van contra la lógica de una alineación inicial. Que nadie se sorprenda de los desatinos de origen. Lo que se diseña para el juego no tiene en mente una estrategia de sorpresa. Quintero en la banca la semana pasada y luego autor del gol del triunfo, fue chiripa. Favor de no confundir ni de llenarse la boca de estiércol que contamina y confunde. Los jugadores importantes en talento y peso táctico tienen la obligación de levantar la voz para impedir incongruencias.Toluca no es el reflejo de Cardozo. Simplemente es un equipo con orden y virtudes individuales de sus jugadores. Brizuela, capaz al encarar, debe tener atención especial. Todo Santos, sin importar lo que diga su entrenador, debe ser apto para enfrentar un compromiso que exigirá mucho más que lo ofrecido por Querétaro y Chivas, juntos. Así de sencillo y de complicado es el cotejo de esta noche. Cuidado, porque los dos Diablos están en casa.