Reseña

“Pasajeros con destino a Rusia… ”

Es necesario respetar el resultado de un partido cuando aún no se juega. Que esto quede claro. Pero, la noche de hoy, México debe tener en su poder el boleto y el pase de abordar con destino al mundial del próximo año.

Por eso, es oportuno recordar el aviso de cualquier aeropuerto solicitando a los pasajeros con determinado destino que se acerquen a la sala correspondiente. “Pasajeros con destino a Rusia, favor de presentarse en la sala Moscú, su avión saldrá en 9 meses”. Están enterados y advertidos.

Menospreciar a Panamá no es el propósito ni tampoco es consigna. La tarea es ganar hoy, reubicar conceptos, felicitar a Osorio, exhortar a los jugadores a mejorar más y esperar el sorteo de diciembre. Las “ánforas” dictaminarán mucho el futuro del Tricolor ya en el mundial. La sede (Rusia) es un equipo débil. Habrá que pedirle a los “nuevos Blatters” que le digan a los “bombos” que pongan a México, otra vez, con la sede.

Recordemos que en el mundial de 2014 (Brasil) y en el 2010 (Sudáfrica) la Selección Nacional acompañó al anfitrión en la fase de grupos, y le alcanzó para llegar al cuarto partido.

Esto es volver al pasado. Ahora, estar bien posicionado en el quinto partido es el único objetivo. Sólo eso vale. Para lograr tal propósito, está Osorio y sus gentes en rotación y traslación.

Podrá ser viable o no el apetecible juego cinco, pero no hay más que pedir.

Panamá se presta para festejar con mucha mesura y volver a exponer la “dimensión desconocida”. No sabemos a qué sabe un quinto partido en mundial celebrado fuera de nuestro país. ¿Es el momento para exigirle eso a Osorio y a todos los jugadores? El colombiano ha convocado para esta noche a los que él quiere.

Podrá extrañar a su “coach Rafael” pero con su sabiduría más las capacidades de los dirigidos, deberán dirigirse a la sala de abordar que los llevará a Rusia. Feliz viaje.