Reseña

Parece que va en serio

El “grito” sigue gritando, y ahora parece que va en serio lo que FIFA (muy corrupta desde siempre) pretende establecer. Los avisos contra el “grito” han sido de distintas formas a tal grado que el organismo busca lavar sus serias y multimillonarias fechorías. Consideran que los actos bochornosos que ellos han cometido, fallas, errores e inmensas penurias, no son tan importantes como el “grito” que definen como discriminatorio.

Ya avisaron que hasta suspenderán el partido donde aparezca el “grito”. Son de menor rango sus raterías de siempre, sin importar el nombre y apellido del actor. Eliminar a México de la Confederaciones o hasta del Mundial por culpa de sus aficionados sería interesante. Contra la voz del pueblo, no hay ley; y ahora menos que amenazan con castigar a su equipo. 

La conducta humana no se modifica en base a amenazas; y menos cuando nosotros sabemos que el “grito” no es discriminatorio. Es un juego muy a la mexicana que sólo nosotros conocemos y experimentamos. Es difícil que nos comprendan. Por eso sería bueno que el aficionado siga en lo suyo y la FIFA también en lo suyo para presenciar la suspensión de un partido y la expulsión de México de la competencia.

El no acceso de México al Mundial de Rusia está en puerta.

La sensibilización de este posible hecho no va a detener a los asistentes mexicanos juguetones que se divierten muy a su manera. Estaría bien que desalojen a México de la Confederaciones y del Mundial. Porque al colectivo, divertido, gritando y riéndose, no lo van a transformar porque el “grito” no es discriminatorio.