Reseña

Mundo de caramelo

La ciencia exacta invita a ser serios. La ciencia ficción promueve el engaño. Ahora resulta, como nueva postura, que “alguien” ya está cansado de trabajar arduamente y no tener resultados. Imaginemos a una persona que ha sido obrero durante 18 años en nuestro país.

Pregunto: ¿Tal obrero, tendrá derecho a decir que ya está cansado? Lo mismo se le puede cuestionar a un médico de nuestros hospitales, a un abogado, a un maestro cumplido, a un sindicalizado que muchos suelen explotar.

Y le podemos seguir con más empleados, ejecutivos o dueños. ¿Ya estarán cansados?El “club ciencia” vive en su mundo de caramelo; y precisamente eso lo aparta de una realidad.

Es necesario concretar una idea, que no es dulce como el caramelo.

En los anteriores 19 partidos jugados por Santos, tiene 19 puntos. Quien tenga capacidad para observar con detenimiento, que sepa ser ejecutivo, que conozca de tendencias, que domine los secretos profundos del futbol cancha, y que se jacte amar al Club Santos, debe estar seria y severamente preocupado.

Con 19 puntos en 19 juegos, el cociente para determinar la porcentual es de 1.0000, la unidad sola, seca, sin decimales. Eso equivale a descender algún día, pronto, con todo y ayuda de otros equipos peores, que siempre existen, como el recién ascendido de cada año, más el Morelia de hoy. Es trágico vivir en un mundo de caramelo. Es horrible pensar, decir, escribir, la palabra “descenso”.

Pero el mundo real, no el de caramelo, obliga con responsabilidad profesional, a ver, analizar y detenerse en el cociente 1.0000 lo cual es pobreza extrema.Los liderazgos antiguos se fueron. Los liderazgos nuevos tienen problemas. La reacción se espera.

La gente se desilusiona porque la acostumbraron a ser, sentir y vivir como campeona. Ante esta nueva incómoda realidad, es sano salirse del mundo irreal en el cual algunos están, viven y creen. El futbol del Santos de hoy, y sus puntos, no son de caramelo. El mundo no es de caramelo.