Reseña

México, Distrito Federal

La capital del país es hermosa, para el que no trae prisa, cuenta con suficiente dinero, tiene tiempo para moverse y no le apura nada. Para los demás, es un suplicio. La altura no es un mito. Es importante saber disfrutar la gran urbe.

En semana santa es un placer visitarla porque todo queda cerca aunque las distancias sigan siendo las mismas; enormes. Una mancha urbana de casi 25 millones de personas, es terrible, porque pensar en ella es como imaginar a Godzilla devorando todo lo que se encuentra a su paso.

En el actual torneo, al Santos le ha ido más que mal en la ciudad sede de los poderes del país. Apurando el comentario, ha brindado sus peores actuaciones. Y viene la tercera visita en cuatro meses, contra alguien que disputa lo mismo de manera directa.

De la Rectoría suelen emanar directrices que alguien las debe aplicar aunque los estudiantes no las hayan comprendido aun. En su estadio, tienen 4 victorias, 2 derrotas y un empate, todo casi perfectamente repartido; nada asombra.Las aspiraciones de uno y del oponente son exactamente las mismas, y se supone que en la liguilla sólo habrá cabida para uno de los dos.

He aquí la trascendencia del compromiso. El que pierda (en caso de haberlo) no asistirá a la cita amada de cada semestre. Si esto lo damos por válido, el cotejo cobra una dimensión mayor.

Es donde los apuros de cada quien se convierten en la mejor adrenalina como parte de una estrategia digna de ofrecer mejores frutos. Los laguneros, ya ganaron tres partidos seguidos, aunque no han mostrado agallas para repetir tal hecho.¿A quién le ha ganado Santos de visita? Querétaro y Morelia.

Estos dos nombres no dan confianza como para augurar algo idílico este domingo, porque ambos están peor. Un empate, probablemente a ninguno otorgue beneficio por el tráfico que se acumula.

Una idea clara debemos tener todos. Por ser el lugar 10 (Santos) contra el 13 (Pumas) y un punto de diferencia entre ellos, lo que pelean es más que una victoria. Ganar en México, Distrito Federal, ha sido tan enigmático para los albiverdes como poder actuar de manera decente allá. Es el riesgo y la tarea.