Reseña

“Mexicanos al grito de guerra”

El lapidario triunfo de Chivas sobre América, aparte de registrarse con tres puntos para el ganador, es el gran mensaje e insulto para dueños, directivos, federativos y presidentes de los clubes (hipócritamente) mexicanos.

Ellos han tenido el descaro de afirmar que el espectáculo lo aportan los extranjeros. Catorce mexicanos dieron grandísimo espectáculo en el monumental Estadio Azteca a los buenos ojos de todo un país que ama, reconoce y honra a los suyos, como a Juan Gabriel.

¿Qué más debemos necesitar y hacer para que modifiquen sustancialmente su postura convertida en ley? Gracias Chivas por recordarnos que somos mexicanos con calidad de futbol. Gracias Guadalajara por cimbrar las estructuras de los otros 17 equipos, no sólo las de América. No importa que los rojiblancos califiquen o no, sean o no campeones, ése es otro tema.

Lo trascendente es creer en lo nacido y fabricado en nuestro maravilloso y contradictorio país.Mexicanos le ganaron a otros mexicanos (los menos) y a muchos extranjeros, supuestamente los responsables de aportar el espectáculo. Brizuela anotó dos y puso el tercero.

El lagunero Javier Eduardo López puso dos que terminaron en gol, y volvió a poner otros dos que entre error de su compañero y acierto del portero, no entraron. “La Chofis” 4, Sambueza 0. ¿Quieren espectáculo de mexicanos o de extranjeros? Y así ha sido muy comúnmente.

El problema es que mucha prensa distraída, también prefiere al extranjero.La figura de esa noche, no fue Brizuela o Peña, fue López (sin anotar) el lagunero que no le pide nada a Cuero, ni a Chará, Sosa, Triverio, Cardona, Goltz, Oswaldito, Boselli o Sanvezo, y así... no le pide nada a nadie, al que usted más guste.

Los mexicanos debemos lanzar la guerra a los federativos en base a la calidad de lo visto el sábado pasado, para abolir lo establecido contra los mexicanos.

¿Qué canción con qué letra, hubiera compuesto e interpretado Juan Gabriel, en honor a esta gran victoria, no sólo de las Chivas, sino de todo el futbol jugado con mexicanos? Imagine usted tal canción.