Reseña

Metodología para NO descender

Llegó el tiempo; parecía lejano, pero se hizo presente como una enfermedad seria que crece, dándose cuenta el paciente y el doctor. Es momento de inscribir la expresión NO DESCENSO en el  lenguaje cotidiano de Santos, de aquí al mes de mayo del 2017.

Es la tarea de todos, no sólo del “Bienvenido Chepo” o del responsable del marketing. Propongo algo que pudiera ser una metodología para NO descender, aunque el proyecto suene incómodo pero no hay espacio para más descalabros ni para esperar o confiar, haciendo lo mismo que hasta hoy.La metodología consiste en ejecutar acciones muy concretas, con nombre y apellido.

Fuera de la alineación, ni ingresar de cambio, Rabello y Cuero. Podrán considerar a Hinestroza como opción secundaria, pero tampoco ser prioridad. Acompañar a Rodríguez con Bravo, siempre desde el inicio.

Enseñarle a Rodríguez a no jugar con su propio balón. Obvio, para eso, necesitarán meterlo al área y acompañarlo.Junto con Molina en la contención, debe estar De Buen, siempre, sin pensar en falsos enamorados. Armenteros nunca más de contención, nunca.

Desde la planeación, jamás volver a traer extranjeros o mexicanos que se hayan ido a Europa para “hacer su carrera” y los regresaron sin éxito. Ya basta de estos experimentos que están produciendo débiles confianzas, y abriendo el camino del descenso. Repatriar a los que aquí formaron como Ceballos, Escoboza y Cándido, pues son mejor que varios extranjeros que llegaron, están o ya se fueron, y supongo que les interesa Santos.No vale la pena dejarle la responsabilidad de NO descender a quienes tienen menos de 3 meses en la institución.

Aquí (obvio) se incluye al nuevo Cuerpo Técnico. Es necesario que la organización tome en serio  públicamente el tema y lo haga comunicando su ocupación y preocupación para que contagie a la gente del plan de salvación que pudiera parecer una expresión pecaminosa. No le tengamos miedo a esta realidad. No es cosa de “juego”. Salvemos al Club Santos.