Reseña

Histórico contra Grande

Sin pretender discutir con nadie, inteligente o ignorante, aficionado o pensante, en los últimos 19 años del futbol mexicano, Santos ha sido grande; mientras que América se queda en histórico. La diferencia es simple pero en base a datos, números, resultados y variables, cuya definición no es simple, nos podemos poner de acuerdo.

Si en esos 19 años, que ya hacen historia, y no es poca, consideramos las veces que se ha calificado, llegar a una final, y ser campeón, Santos es grande, y América se queda con su historia.

Esta noche se enfrentan los dos anteriores campeones de nuestra diversión, y sólo eso, atrae. El país deberá estar muy pendiente de este encuentro, con o sin botana, con o sin reunión familiar o entre amigos y amigas, con o sin carne asada. Hago a un lado el partido de campeón de campeones, ya jugado y ganado por los verdes. No cuenta ése.

Lo que se registra es el de hoy porque en diciembre y en mayo pasados, cada quien levantó el trofeo.Hoy los queremos ver con la formalidad propia de campeones, de grande e histórico.

No importa Pedro o Ignacio; no vale la pena detenernos en ellos. Lo trascendente es vivificar lo que son capaces de aportar. Es otro juego por la dignidad de sus divisas, apto para reivindicar lo que ostentan y presumen. El grande, apenas lleva 3 puntos.

El histórico ya cosechó 6, y goleando. Si se interesan en lo suyo, deberán darnos un partidazo, dentro de las veleidades que los enigmas de la vida nos proporcionan.

Nada es seguro. Pero se les puede exigir algo más que lo normal porque uno es grande y el otro es histórico.Peralta y Tavarez, Rentería y Benedetto, Oswaldito y González (ya me harté de tanto extranjero) Muñoz y “San Agustín”, Sambueza e Izquierdoz (siguen los extranjeros) junto con sus compañeros los que vivificarán el partido.

Quintero le podrá disputar algo a Abella para ver al grande y al histórico en buena lid. Debemos gozar el espectáculo, sin quejas anticipadas de arbitraje porque son de mala fortuna. ¿Esta noche habrá otro Layún (de cualquier lado) en el campo? Se antoja revivirlo, sólo por curiosidad y como cereza distinta del pastel.

Es la noche apta para que el grande demuestre por qué es superior al histórico.