Reseña

Herrera es “piojo” no estratega

Con cualquier entrenador se ha llegado a la misma instancia. Seis mundiales consecutivos, y nada nuevo ha sucedido. Asignen al que sea, ya es tiempo de sacar una conclusión científica, no sólo histórica. No se trata de poder trabajar en un proceso 4 años; el tema vital es saber pensar y decidir bajo congruencia en momentos de apuro. Miguel Herrera es un excelente “bufón”, es “piojo” no estratega. Así hay que seguirle, con coraje, entusiasmo, bríos, no con estrategias adecuadas porque en la mente del entrenador actual, es más importante señalar errores arbitrales. Cero autocrítica, ningún examen de conciencia al momento de leer el partido, sin saber diagnosticar e inexistente valoración de lo que sucedió. Es una ley comprobada en el “Piojo” por eso, darle continuidad es no esperar mejores diseños pensantes. Es lo que hay.Si el futbol es el “arte del desparpajo”, hacer de algo complicado una virtud, Herrera se apunta solo para hacer de lo sencillo, una tragedia. ¿Por qué? Se inclina más por lo superfluo que por lo esencial. El par de cambios que él ordenó contra Holanda, fueron la única y verdadera causa de la eliminación. Cuando él le metió mano al tema, todo se vino abajo. Su miedo fue enorme. Por eso, es “piojo” no estratega. Y así la iremos viendo de aquí en adelante con o sin Miguel.Tenemos que admitir ya (porque los 6 eventos son suficientes) que nuestro nivel tiene un tope, que no es malo, porque si Portugal, Italia, Inglaterra y España, 4 europeos, quedaron fuera pronto, el consuelo puede agradar. Pero de ningún entrenador más, esperemos algo distinto. El Técnico intelectual, el rencoroso, el estratega, el dinámico, el bronco y el “piojo”, todos son y han sido iguales. No batallemos pensando en mejores destinos cada cuatro años. Que nos agrade lo que tenemos y como está. No suframos, ni exijamos ni ilusionemos más. Todos chiquitos como es un “piojo”.