Reseña

Hacer lo que no han hecho

En Santos, los bellos discursos se agotaron, las lindas promesas se gastaron y la retórica guerrera ha perdido sentido. Es obvio que está obligado a ganarle al León; de ahí no nos podemos mover. Pensar en calificar en este torneo, es inútil, si la pregunta fue hecha o si la aventura fue atrevida.

La afición ya sabe que los tiempos complicados están presentes. Sólo espera que el Club Santos, todo, también esté en la misma sintonía. Ganarle al León, y luego hablaremos de otros temas que seguramente se repetirá el mismo.

La verdad indica una situación que necesita revertirse con las mejores decisiones en el campo y fuera de él, con lo que hay, pero también apartando a algunos jugadores extranjeros que no son útiles y sólo sirven de tentación. He aquí un problema serio. Pretenden, después de 6 fechas, echar mano de algo no comprobado, porque lo trajeron.

Pobre Zubeldía y ahora pobre “Chepo”. Tener que voltear a ver a lo que no aporta. Esto es un retroceso.Trajeron lo no adecuado por más oportunidades que les brinden. La situación ya no está para tener calma y esperar a que se “adapten”.

¿Se adapten a qué? Adquirieron por catálogo lo cual siempre es muy peligroso. Sin formularse la idea fija, Santos ya cayó en sus propias garras, en un extranjerismo exagerado, creyendo en falsos profetas y en las corrientes anti nacionalistas, sin detenerse a pensar en las muy serias consecuencias que eso atrae, que ya afectan.

¿Los recién llegados necesitarán sentir el rigor de un lugar 17, para poder interesarse por Santos?Suena trágico pero es verdad. La crueldad de algunos hechos hace amar al entorno y actuar en consecuencia bajo presión. Puedo suponer que a “Chepo” le pueda interesar más el juego América – Chivas, que ganarle a León.

Sólo me lo imagino, como factible, porque la tradición arrastra a la querencia. ¿Puede imaginar usted no vencer al León? ¿Habría alguna reacción más sensible, relumbrante, como en otras ocasiones y por otros motivos la ha habido? Para que lo anterior no suceda, es necesario rectificar seriamente las alineaciones; ahí empieza el asunto. Si en 6 partidos se lograron 2 puntos, urge modificar algo de lo antes realizado. Tienen que hacer lo que no han hecho.