Reseña

Hace 20 años, el cielo fue verde

Ayer, 22 de diciembre, se cumplieron 20 años del primer campeonato del Santos. En aquella ocasión, escribí: “Hoy, el cielo es verde”. Tal expresión sigue vigente porque la institución lagunera no se quedó ahí, ha ganado 4 campeonatos más, existe estadio nuevo y su arraigo en el país, como ente organizacional, ha penetrado. El desarrollo del Club Santos ha pintado de verde el cielo compitiendo contra cualquiera.

En algún momento de su historia, La Laguna pudo llegar a pensar (y también a sentir) que jamás probaría los encantos de que el equipo de su región, fuera campeón.

Ese milagro, maravilla, dicha, triunfo, conquista y enorme regocijo, se ha prolongado a lo largo de 20 años y medio.

Este hecho es necesario revalorarlo para refrescar ideas, seguir solicitando calidad y refrendar apoyo al equipo.

Después de 20 años, hemos tenido a 14 diferentes campeones, no todos pudiendo repetir. Catorce equipos campeones, al día de hoy, pueden ser muchos, lo cual indica la paridad de presupuestos, planteles y competencia. Esto se da en nuestro país, y lo debemos agradecer porque la variedad enriquece el entorno.

“El cielo es verde” es una expresión literaria, simbólica, propia del romanticismo que un equipo fue capaz de provocar. Realmente, obvio no lo es, pero lo es cuando la comunidad pequeña, comparada con otras regiones, tuvo el privilegio de ser el primero, y luego 4 veces más. En torneos cortos, Tigres tiene 2 campeonatos y América 4. Que se apuren para que el cielo de ellos pueda ser, otra vez, amarillo.