Reseña

Ganar tres partidos seguidos

Para que Santos pudiera alentarse a sí mismo, y de paso a su afición, necesitaba hacer algo diferente, y lo hizo. Vaya otra vez la felicitación bien ganada. Pero, el torneo sigue siendo largo o corto, según se le quiera ver. La urgente necesidad de ganar tres partidos seguidos, donde sea y como sea, está más vigente que nunca.

He aquí la tarea que no es fácil. Repasemos a los que ya en el actual certamen han ganado tres partidos seguidos, dónde andan y qué les espera.

Monterrey (líder general) no sólo ya ganó tres seguidos sino hasta cinco. Eso no es normal. Su paso huele bien, arrollador.

¿Tendrá la capacidad de volver a ganar, al menos, otros tres seguidos? Se supone que sí. América (lugar 2) con cuatro victorias seguidas vuelve a poner el ejemplo. Por algo es el segundo mejor. Tijuana ha mostrado las agallas suficientes para levantarse de tres derrotas seguidas, al inicio, y ser hoy lugar siete debido a tres ganados consecutivamente.

Pachuca es un caso curioso porque ya ligó tres victorias pero antes no había sumado, tuvo tres derrotas y ahora volvió a perder. Su actual lugar diez no es aval y debe mostrar más empaque. ¿Falta alguien que haya ganado ya tres partidos seguidos? Negativo. Sólo (repasando) Monterrey, América, Tijuana y Pachuca, ya descritos,  lo han hecho. Felicidades a ellos. Hay camino por recorrer para validarse.

La grata y sorprendente victoria de Santos en León abriga esperanzas, da confianza pero hasta no ver no creer. Para calificar, no se necesita ganar 3 seguidos pero es recomendable. Es la pequeña misión titánica para los laguneros:

Hilvanar tres triunfos seguidos, reposicionarse, y seguir ascendiendo. Con “empatitos” no se llega a las alturas. Por lo tanto, el objetivo está claro. Superar al rival más seguido ya que el breve historial del actual torneo, exige un repunte asombroso. ¿Tiene Santos la capacidad para ganar tres partidos seguidos?