Reseña

Fundar la otra verdad

Mi conciencia me dice, todavía con claridad, que en diciembre pasado dije al aire que Santos iba a quedar entre los tres primeros lugares de la tabla general, en el actual torneo. Mis compañeros, se burlaron de mí, y la burla fue en diferentes tonos y sentidos.

Me vi obligado a reubicar mi aseveración. Afirmé que iba a calificar. Me lo permitieron mis colegas. Aquí me detengo, no con la intención de fabricar algo novedoso sino con la placentera idea de volver a fundar la otra verdad del actual Santos.

El equipo lagunero hoy es lugar 3, tiene 9 puntos, y pase lo que pase, al terminar la fecha 5, concluirá entre los primeros 7 lugares. Aquí, me vuelvo a detener. Hoy me permito refundar mi nueva verdad. Santos va a calificar en el actual torneo. ¿Por qué? Paco dijo: “Los que querían y los que no querían”. Parece que ese nuevo compromiso está latente y vigente; todos quieren.

Si corrí riesgo al afirmar en diciembre que Santos iba a calificar para fines de abril, hoy lo recalco, repito, refundo, sostengo, proclamo y lo reafirmo.Además, existe otra variable curiosa, insignificante, pero que suele cumplir su palabra.

Cuando Santos ha ganado 3 partidos consecutivos en el mismo torneo, se recarga en la dicha, goza el placer y le genera un orgasmo diferente a la afición. Califica, en un altísimo porcentaje. Ha sucedido 17 veces y calificó en 16 ocasiones. Y en la que no lo hizo, sumó 30 puntos.

Se imagina. El armario del Club está lleno de gratificaciones como si de algo bendito y santo se tratara.Triunfar en 3 partidos consecutivos ha sido una señal de éxito pues hasta 4 campeonatos ha conquistado.

Realizar esto, obvio que es un gran deleite, es como lucir algo para ser admirado por otros. Santos va a calificar en este torneo. Es muy temprano (apenas la jornada 4) para afirmar eso, pareciera una blasfemia, pero la nueva verdad del Club Santos, la otra verdad, es que le están saliendo bien las cosas, a pesar de algunas incongruencias.

Proclamar esta realidad es como la manzana de aquel árbol bíblico. Es dicha aunque nos hayan dicho que fue tragedia. Feliz culpa. Vivamos la otra verdad.