Reseña

Frutos de la victoria

Por fin pudo ganar Santos en casa. Esto se aplaude, haya sido como haya sido. Pero, la victoria aporta otro tipo de lecciones. Los frutos del triunfo son más que 3 puntos, y todavía más que gozar en el propio estadio, después de tanto tiempo sin lograrlo.

La virtud de haber ganado, trae repercusiones directas a la conciencia, al entrenador y a los jugadores, a los que lo trajeron y a los que no lo pidieron.Hay varias cosas que el actual Santos no puede esconder. Zubeldía no conoce al equipo.

Lo podemos suponer, pero es muy riesgoso tener a un tomador de decisiones, débil. Ejemplo: tuvo tiempo o no, para darse cuenta que Rabello es mejor que muchos, pero no inició con el chileno la fecha uno.

Su paisano González estorba, no aporta, se esconde, tiene miedo a jugar porque sus capacidades son muy limitadas. ¿Ya se dio cuenta de esto, Zubeldía?Aquí es donde los frutos de la victoria ante Jaguares, deben estar muy por encima de los tres puntos. Hacer a un lado a Diego (el extranjero) es la mejor lección.

El recién llegado debe revisar los videos del par de juegos (León y Chiapas) para darse cuenta, si sabe de futbol, y si le interesa Santos, que Diego González no le va ayudar a tener éxito con su nuevo equipo. La nacionalidad debe hacerse a un lado. Los pasaportes dejarlos en casa.

La eficiencia individual tiene que aportar para sumar efectividad colectiva, y el # 8 verde, estorba.Los 3 puntos del pasado viernes se miden en base a decisiones futuras congruentes para enmendar deficiencias obvias.

No es conveniente darle ventajas a los rivales. La riqueza de ser transparente, digno, decente, honesto (valores que el club promueve) todo eso hacia el interior de la organización, es el mayor fruto de la victoria ante Chiapas. Esperemos que lo sepan valorar así.

De no serlo, las debilidades continuarán y la credibilidad irá desapareciendo. Los 3 puntos conquistados aportan más de 3 lecciones que necesitan ser aprendidas.

¿Se atreverán?