Reseña

La Final soñada

Los exigentes y recatados, los que saborean lo que consumen, siempre y cuando tenga estrecha referencia con su entorno, se dieron el lujo de poder despreciar finales no soñadas en torneos cortos como la de Santos – Querétaro.

Si a ellos les recordamos que Guadalajara – Neza fue también una final, sería interesante saber su opinión, si fue exquisita, porque las Chivas la ganaron o fue opaca porque estuvo un desaparecido.

Recordar a San Luis en una final puede asustar o enriquece el mosaico esplendoroso de nuestro único futbol.

Los referentes atraen, los lejanos al centro de los poderes son vistos como intrusos. Es el ritmo de la vida que ve pasar frente a sí, eventos capaces de convocar o ignorar. Atlante fue un finalista fugaz, desapareció del mapa. Tecos, otro desaparecido, tuvo la osadía de estar. Pumas reinventó el bicampeonato y luego la frescura de León lo imitó. ¿Pumas – Morelia, fue una final soñada; o sólo Pumas - Chivas? Tantas finales de Toluca (hasta contra Atlas) nos obligan a reubicarlo.

Sería bueno inventar una final soñada, aunque no hayan hecho méritos suficientes. Tigres – América, por partida doble, ganada una por cada quien, tuvieron tintes frenéticos. Entre capitalinos (Cruz Azul – América) ofrecieron una gloriosa final, soñada.

Los méritos obligan a solicitar que los mejores exponentes en campeonatos de torneos cortos (Toluca y Pachuca) organicen su propia final. Final soñada sería Tigres – Monterrey, y Atlas - Guadalajara. Los capitalinos Pumas – América pueden orquestar una atractiva para el país.

Las finales entre norteños fueron soñadas. Monterrey – Santos – Tigres en el orden que sea, obsequiaron grato sabor a los paladares de comensales exigentes. ¿A quién estamos dejando afuera en este repaso? Para empezar a Tijuana y Necaxa. Y por simples razones, a los que no han participado como Veracruz y Puebla. Ver de nueva cuenta al Cruz Azul en una final, contra el que sea, sería soñada. Bienvenidas las Finales mexicanas, las soñadas o las no; simplemente las Finales.