Reseña

Feliz culpa; bienvenida la derrota

Se tiene la obligación de aprender y obtener beneficio, de cualquier evento, por más incómodo o doloroso que fuera. La derrota ante Atlas (inesperada) debe servir de gran lección porque se jugó mal. Para la próxima contienda, habrá consecuencias debido a la ausencia de Oswaldo. Todo debe servir de gran lección, empezando por la semifinal del torneo de Copa donde estará prohibido actuar, de inicio, con titulares base, porque los avisos de lesiones y castigos, son suficientes para entender y enmendar.

Priorizar es la clave. Sin Araujo, y ahora sin Martínez, obliga a moderar las aspiraciones del torneo de Copa. Espero que podamos pensar igual. En la Liga, Cortez no puede estar por encima de De Buen. Aquí es donde la derrota del Viernes Santo es bienvenida para que ya no existan más culpas. Se perdió el liderato general, se podrá recuperar o al menos solidificar la segunda posición, sobre todo porque el próximo domingo, se enfrentan Toluca y Tigres.

Los avisos celestiales suelen ser buenos consejeros para el que conoce sus limitaciones. En Aguascalientes, no hay que tentar al demonio. Dejemos que el curso de la disputa, establezca su veredicto. Forzar la victoria no es sano. Jerarquizar los objetivos, es la tarea base, hoy que existen posibilidades de volver a estar muy bien posicionado en la futura liguilla. América, Tigres y Toluca son una clara amenaza. Respetemos este aviso.

Probablemente echamos (me incluyo) algunas campanas al vuelo anticipadas pero había razones para hacerlo.

La crucifixión del Viernes exhorta a la Resurrección en la Pascua. Es el nuevo momento donde la perfecta ubicación de la realidad, indica el plan a seguir. Pudiera pensarse que era mucha la presión de haber sido líder general durante tres semanas seguidas. Por eso, bienvenida la derrota.