Reseña

Felicidades… porque en sus manos está

En el 2015, Santos ha ofrecido turbulencia, en todo. Podemos diferir en este concepto, pero los resultados y las conductas, no podían sostener los planes de los nuevos liderazgos. Imposible aplaudir antes. Hoy, es obligado felicitar porque en sus manos está calificar, y llegando bien porque de ganarle al Puebla, harían 15 puntos de los últimos 18 en disputa, y eso, no cualquiera lo realiza.

El estado de ánimo de todos es distinto, incluyendo el de la afición.Podemos conmovernos, asustarnos o asombrarnos porque no era imaginable, hace un mes, pensar que Santos pudiera levantarse, aunque el calendario de los últimos seis juegos, indicaba que venían rivales cómodos.

Esta simple reflexión sólo aspira a poner en juicio de valor la normalidad y el sentido común. Morelia (ganado) Jaguares (ganado) Pumas (perdido con robo) UdeG (ganado) y Pachuca (ganado) daban cierta frescura al desierto. Falta Puebla; y todos sabemos quién es, qué hace, cuáles son sus afanes, qué pretende y a qué se dedica.Mientras el final acontece, la última semana se presta a felicitar por la reacción insospechada.

No hubo ninguna artimaña de nadie ni tampoco ignoro las incomodidades naturales del juego y de la reingeniería. Calificar, sería (debe ser) un gran logro aunque muchos aficionados todavía se preguntaban hace cuatro días, el propósito de llegar a la postemporada. La liguilla siempre es atractiva a sabiendas que sólo uno es campeón, y suele serlo quien se haya portado bien.

En sus manos está. Lo saben, lo conocemos, el país está enterado, también los “Camoteros”.

No calificar sería el reflejo fiel de los cuatro meses de este año. Hacerlo, es la razón suficiente para continuar con el nuevo plan que tuvo sus vaivenes, más de los previstos. La lógica de ser casa y Puebla el oponente, indica que Santos va a calificar. El líder es aquel que hace mejor al otro. He aquí la tarea por hacerse, en el semestre de los nuevos liderazgos.

Bajo el supuesto de que Santos va a calificar, por mientras y por anticipado, se le felicita.