Reseña

Felicidades y aplausos para el Club Santos

En León hicieron lo que toda la organización en su historia, no había podido. Eso, simplemente eso, es un gran motivo para felicitar. Tal conquista debe ser sostenida con más triunfos, luchando para poder calificar, situación que pertenece a otro tema. La victoria de visita en León, en la plaza maldita desde las épocas pobres y ricas del club lagunero, merece todo el reconocimiento.

De broma, pudiéramos pensar que Santos ya puede “echar a perder este torneo” sólo porque ya por fin pudo ganar en León. Repito, reitero y subrayo: “como de broma”. Si esta hazaña, que así la considero, ya se logró, pues ahora que sirva de bello trampolín para escalar peldaños, porque todavía falta mucho por hacer para entusiasmar, salir de las angustias del descenso y aspirar a ver a los calificables.

Mi intención siempre ha sido ayudar desde el análisis, con sustento, buena voluntad, bases y conciencia limpia. Gael Sandoval en declaraciones recientes (sólo palabras) mostró no interés por el asunto descenso. Con sus 3 centros recientes (hechos no palabras) que terminaron en gol los tres, demuestra que le interesa mejorar y desea aportar para que su equipo progrese. Se le felicita. Hay que seguir así, o mejor si es posible.

Parecía que la enfermedad de no ganar en León era incurable. Ya aplicaron el remedio contra la historia. Algo o mucho hicieron antier. Jugaron bien, aparte de meter dos, fabricaron opciones claras y manifiestas de gol, pusieron una en el palo, no les marcaron un penalti a favor que nadie hubiera reclamado si lo señalan, hicieron que el portero rival destacara. Todo eso, al lado de una generosa actitud, los hizo romper con la nefasta historia que suena a “chiste local”. Felicidades a todos los actores, incluyendo al “Chepo” y aplausos al Club Santos.