Reseña

Examen sorpresa y rápido

En lugares académicos, algunos maestros, sin avisar, ponen un examen sorpresa, rápido, de menor duración pero igual de complicado e incómodo, o más. Lo mismo le sucede al Santos hoy, aunque enterado estaba. Ir contra el devaluado Monterrey después de vencer a Pumas, pareciera como tener un examen sorpresa, casi violento, para molestar y probar los avances reales del equipo lagunero.

El rival, por su nombre y marca se presta para exigir pero su momento es factible de pelearle.Si la congruencia, el sentido común y la lógica siguen en pie, el actual Santos está preparado para el examen rápido.

Lo veremos. Las 4 sustanciales modificaciones en la alineación que terminó el partido contra la UNAM, dan pie para creer que Santos ya está listo para cualquier prueba.

Todo examen rápido, sin aviso, causa molestias y estragos al sistema nervioso. Esperemos que De la Torre haya estudiado bien y convencido esté.De Buen, Sandoval, no Rabello y dos puntas son la clave para presentarse al examen en Monterrey, con riesgo pero desde el inicio tratando de mostrar una cara distinta.

No hacerlo representará terquedad, necedad, ganas de perder y aplaudirle a la ineficiencia. La ausencia obligada de Hinestroza es dichosa porque facilita la decisión.

No contar con un titular que no ha aportado diferencia pero es extranjero nuevo, complicaba todo. Hoy no existe tal traba; entonces el examen podrá resolverse con mejor presencia.No es fácil la encomienda porque los Rayados deberán estar pensando lo mismo sin considerarlo examen.

Mohamed y su gente podrán definir a su rival como algo cómodo, apto  para derrotarlo. Para ellos ni examen es. El lugar 17 no se puede dar el lujo de reprobar este recordatorio aunque de visita esté.

La mejora fue propia, algo casual pero al menos apareció. Lo que primero debe derrotar Santos es su propio enigma de creer que lo de antes, recién contratado, funciona. Esperemos que los laguneros vayan preparados para el examen.