Reseña

Entenderle al futbol mexicano

La competencia de nuestro futbol, es alta y de calidad. Hay indicios para pensar todo lo contrario porque suena a irregular. Afirmar esto es correcto pero puede ser inapropiado. Prefiero verlo desde otro ángulo. Al existir 13 (mínimo) equipos con gran paridad de presupuesto, colabora a que unos estén arriba, un semestre, y anden mal al siguiente; existe competencia leal.

Hoy tenemos al León con enorme sorpresa y como ejemplo de la realidad que se plantea.Los de Guanajuato hicieron 16 puntos todo el torneo pasado, y terminaron en lugar 17.

En apenas 7 fechas ya sumaron 18 puntos, y son el líder general. He aquí un ejemplo, patético, observable y claro para suponer que nuestro entorno está lleno de irregularidad o saturado de alta competencia. ¿Cómo entender esto? ¿Cuál es la verdad de los hechos? Afortunadamente no hay ciencia exacta que aporte gratificante explicación.

Las veredas para llegar a la verdad, son sinuosas, incómodas y salpicadas de incertidumbre.Las preferencias podrán ubicarnos en una postura u otra. El campeón es otro vivo ejemplo.

Es lugar 18 con 4 puntos. ¿Por qué y cómo fue campeón? Las respuestas tienen argumentos pero las críticas, también. ¿Lo de León y Santos, es irregularidad y pobreza, o es grandeza, alta competencia y paridad? Un aficionado o periodista extranjero, probablemente no comprenda esta dual realidad. Batallaríamos para explicarle y convencerlo del por qué se dan estas enormes distancias con tres meses de diferencia.

Las diez finales de la historia del Club Santos (cinco ganadas y cinco perdidas) nos indican que hay bases para proclamar la grandeza.

El lugar 18 y 4 puntos nos dan pie para señalarle todo lo negativo que tiene. ¿Cómo saber manejar estos datos de una misma franquicia, con total objetividad? Nada es mentira; todo es verdad. Volver a empezar puede ser la clave para reiniciar el éxito, porque no es fácil entenderle al futbol mexicano.