Reseña

Disfrutemos la Liguilla; bienvenido Pachuca

Es necesario volver a aprender que las liguillas mexicanas son maravillosas porque nos divierten. Los inventores de la misma, no son genios, son empresarios pero también han sido provocadores de satisfacciones para las ciudades que se apuntan.

En diciembre pasado, calificaron: Pumas (hoy no) Toluca (hoy no) León (hoy repite) Jaguares (hoy colero general) Tigres, campeón (hoy dispuesto a dar la vida por su honor) América (emblemático defensor del odio) Puebla (olvidado de todos) y Veracruz (ahogado).¿Se percata usted, de la enorme amabilidad de nuestra competencia? Sólo 3 equipos calificados el torneo pasado, pudieron repetir.

Aparecen “nuevos” y ni tan nuevos: Monterrey, Pachuca, Chivas, Morelia y Santos.

Benditas nuestras liguillas obscenas, bienaventurados nuestros torneos altamente competitivos, agraciados los que saben calificar en una ocasión y luego se pierden en el olvido. Todo eso es bello y maravilloso. Es nuestra diversión y nadie nos la arrebata.

Si la quieren gozar, la compartimos.Algo singular nos ofrece esta liguilla de 2016; dos clásicos en cuartos de final. Es otro encanto. El reto está expuesto; y que todos lo sepamos gozar sin pleitos tontos.

¿Alguien pretende campeonar a Chivas? ¿Por qué no? ¿Usted desea pensar en Santos? Sí, también, siempre y cuando González no esté en el campo. Así de fácil. Ya se obsequiaron su capricho todo el torneo. Ahora denle gusto a su afición en la liguilla. No hay misterio ni ciencia oculta en el tema.

Lo propio de las 39 liguillas anteriores bajo el sistema de torneos cortos, es: traición, sorpresa, alegrías, obscenidad, atracción, buen futbol, diversión, contagio, tristeza. Hoy, es tiempo especial y único de regocijo para 7 ciudades con ocho distintas aficiones.

Es necesario revalorar lo valioso de nuestro sistema encantador. La Liguilla es un regalo especial para quienes participan. Gracias a todos los actores por otorgarnos tal privilegio. Bienvenido Pachuca. Suerte a Morelia. Monterrey que demuestre. Chivas con la “Chofis” tiene un privilegio aparte.