Reseña

Datos verdaderos arrojan falsedad

Entregar el balón, retrasándolo o dándolo en forma lateral, en corto, sin problemas de ser robado por el rival, la Liga MX los considera como buenos y los contabiliza para reflejar la eficiencia de un jugador. Con este criterio erróneo, la efectividad promedio de un jugador rebasa el 80% porque es relativamente fácil entregar bien un balón para atrás o hacia un lado. 

He aquí el dato verdadero que arroja falsedad. Para evaluar la eficiencia de un jugador, bajo la lupa exigente, es necesario revisar a fondo sus pases verticales hacia el frente, sus trazos de 10 o más metros, que sean recibidos con ventaja, por su compañero.

La Liga MX, supongo que de buena voluntad pero con desconocimientos de la esencia del juego, se confunde, engaña, presenta información verdadera (pases laterales o atrasados) pero es falsa la eficiencia calificada. Así no se evalúa el desempeño de un jugador. Tan fácil que es decir que determinado futbolista tuvo 84% de efectividad al entregar el balón, si no se hace la diferencia básica si fueron para adelante, laterales o para atrás.

Es parte de una falsedad perniciosa porque el aficionado común, se va con el engaño de la información, crea su juicio de valor pero no se detiene a considerar lo elemental. Entiendo la ignorancia, emanada de la información de la Liga MX pues provoca que los clubes engañen a sus seguidores e intenten callar la verdad. La confusión se crea porque aunque los datos sean verdaderos, la efectividad es falsa.