Reseña

Cultura de nuestro futbol

Propongo que dejemos en paz a Osorio y el futuro de México de aquí a un año. Lo mejor que nos podrá suceder es llegar a jugar 4 partidos en el mundial, ilusionarnos a algo más, y regresarnos. Ninguna novedad tendríamos. Estaríamos igual que antes, con los métodos y personajes que quieran. La continuación del colombiano estará más en duda pero como se dieron el lujo cultural de conservarlo, hasta que lo mismo nos alcance; no hay problema. Nuestra cultura de futbol no da para pensar en situaciones sublimes o dignas.

Más nos conviene detenernos con asombro y regocijo en nuestro torneo nacional. La cultura de los torneos cortos y sus liguillas, indica que no es conveniente etiquetar a un campeón apenas en la primera semana. Si Tigres deslumbra, el aviso es más que oportuno porque los 14 diferentes campeones de nuestras competencias cortas, nos regalan un bello mensaje.

Las lecciones debemos aprenderlas y los hechos reiterados nos aconsejan mesura al momento de proyectar cualquier opinión. América ya recibió su “estate quieto”. Pachuca debe agachar la cabeza con humildad. Monterrey necesitará orden en su casa. Chivas será presa de la fragilidad. León no requiere demostrar sus debilidades. Lobos batallará para permanecer. Atlas vuelve a remover sueños idos.

Tijuana irá en busca de nuevas oportunidades. Santos podrá ser la calca del torneo pasado. Pumas grita y exalta su impotencia. Puebla, confesando sus pecados de omisión, podrá rescatarse. Veracruz tiende a estrellarse en el mismo acantilado. Toluca festeja y luego a ponerse serio. Cruz Azul deberá ser recatado en sus posturas. Querétaro ya hizo de más. Necaxa tiene futuro. Morelia siente que es su momento. La jornada inaugural nos empuja a valorar la cultura y simpática diversidad de nuestro futbol.