Reseña

Culpas y cargas institucionales

De hoy a diciembre próximo cada organización del futbol mexicano tendrá retos y propósitos pero también cargará con culpas propias que se convertirán en tragedia en caso de no saberlas resolver. Los karmas existen como también siempre están presentes, distintos hechos que no sabemos todavía cómo ocurren, pero se dan.

Por ejemplo: Monterrey no pudo ni supo ser campeón jugando contra diez rivales y estando en casa.

Esta carga, ya pesada, la deberá resolver o lo consumirá en su conciencia.América tiene que ser campeón de algo, aunque sea de “canicas”, porque su centenario devaluado le exigirá aplicaciones no usuales en su celular.

Toluca con arreglar bien su casa remodelada podrá presumir algo. Si Palencia trae las uñas bien pintadas, será suficiente para Pumas. Para no señalarlo culpable de algo por anticipado, a Cruz Azul se le solicitará que califique, si es que se acuerda. Chivas tiene un karma en contra que ella misma fabricó: oficialmente se ha alejado de sus seguidores, y esa culpa, no se perdona fácil. 

Tigres podrá presumir rico “pan francés” pero su castigo se redujo a ser lugar 8 el torneo anterior. ¿Habrá aprendido? Necaxa con que sus seguidores le muestren lealtad tres meses, se librará de culpa. Atlas tiene un mal eterno que todo el país conoce, no es necesario precisarlo.

Morelia contrajo nupcias con el mal y ella misma nos definirá su culpa (o su honra) en mayo del 2017.  Chiapas alejado de  todo presume que a Puebla y Veracruz le sucede lo mismo cada año.

León espera que otros se desesperen para aparecer posicionado.Tijuana no sabe en qué zona de la frontera habita. Querétaro está libre de todo. Pachuca tiene una carga natural: haber sido campeón. Santos carga varias culpas institucionales que intentará resolver con sus adquisiciones.

Sabe cuál es su verdadero mal, le causa molestia y daño, es parte de una depresión que se resuelve con claridad de conciencia y con una decisión congruente: mandar a la banca al ineficiente. Y punto. No es necesario recibir asesoría especializada para detectar su mal.