Reseña

¿Cónclave ?

Es domingo 22 de marzo del 2015; son las 10:27 horas. Toda La Laguna está enterada que hoy y mañana, habrá cónclave en el convento ubicado al interior de La Concha. Así como en Monterrey, con los Rayados, es El Barrial, aquí es en La Concha. No nos confundamos. Las juntas no serán en la Parroquia de Todos los Santos.

Ahí sólo acuden los santos (con minúscula, por favor); los demonios están en La Concha. ¿Van a elegir al nuevo sucesor?¿Qué debemos esperar de tal convergencia de personajes? Probablemente haya luz, o humo blanco, en la tarde de hoy domingo (ayer) o hasta mañana (hoy) lunes, o hasta el martes que realmente sería mañana. Tanto juego con el tiempo se debe a que ya son las 10:53 horas del domingo y las dudas prevalecen.

Los prelados no se han puesto de acuerdo porque existen serias dudas sobre el futuro próximo, el de corto, mediano y largo plazo.Al interior del recinto, donde el cónclave se lleva a cabo, suele haber cordialidad, buenos modales, inteligencia, sanas (muy sanas) intenciones, porque las condiciones se han transformado en “diosidencias”. Ya son algo más que coincidencias.

El futuro se construye en cada instante presente, por ello, la preocupación ocupacional ha despertado a la desesperación controlable para que los mejores tiempos (que a raudales se han tenido) vuelvan a aparecer con nuevos bríos y buenas nuevas, restauradas.

El diálogo al interior del cónclave se antoja discreto pero fiel, directo, puro, sincero y saturado de intencionalidades extraordinarias. Lo que de ahí brote, entre lunes y martes, (sigue siendo domingo 22 de marzo, pero ya son las 11:37) es motivo de inmensa expectativa por los moradores de la antigua Laguna de Mayrán.

Los deseos de prosperidad se externan por doquier, sabedores de que las angustias han llegado a un punto álgido, a su máxima expresión. Votos fervientes externo para que del cónclave surja humo blanco, y todos fortificados.