Reseña

Comprender el Beisbol

Entenderle al beisbol, como juego en sí, puede resultar complicado al principio mientras se le “agarra” el sentido lógico al juego. No se trata de saber sólo por qué después de tener en la “cuenta” 2 strikes, si se faulea, no aumentan a tres, no hay ponche.

Eso, aunque es de regla, necesitaría su honda explicación, porque mientras no se tengan dos strikes, los faules cuentan; después de eso, ya no cuentan. He aquí una aparente incongruencia que este simpático deporte impone a la razón.

Por eso es trascendente tener que comprender el beisbol en su reglamentación, y a partir de ahí, en su sentido estratégico y luego en sus conductas. No hay explicación sólida para entender una racha de 8 partidos ganados seguidos, y luego otra de 4 derrotas consecutivas. Preguntar por qué sucede eso, termina en silencio. No se requiere discutir y menos se solicita la polémica para representar los distintos escenarios, el victorioso y el doloroso.

El placer de contar con el beisbol como ente aglutinador de diseños mentales, es suficiente para gozarlo.Los norteamericanos han pulido sus facultades tecnológicas para establecer un mejor equilibrio en la oferta del espectáculo. La repetición instantánea ha sido una gran ayuda. Pero la semana pasada se convirtió en la ignominia del avance, convirtiéndose en retroceso. Sucedió que en un juego, el equipo que a la postre perdió por un craso error de marcación, ya había agotado sus posibilidades de solicitar repetición.

Lo dejaron en el terreno por un claro faul que decretaron hit pero ya no tenía la opción de solicitar ayuda. El ampayer que marcó, no vio el viaje de la pelota, dio la espalda a la esférica.Dicho de otra manera, el beisbol se ha modernizado pero él mismo acotó sus opciones de ofrecer un pleno servicio de calidad.

Así no se vale, ni se admite porque la perfección solicita sentido común que debe estar a la par de los hechos reales.

Debería existir una apelación de “oficio” que el mismo cuerpo de ampayers solicite a su juicio y entender, que las condiciones del juego lo reclaman o porque la jugada llega a superar las fronteras humanas. Es una forma moderna de comprender mejor el beisbol.