Reseña

Carta, a quien no corresponda

Los deseos decembrinos indican un camino pero las realidades muestran otro, lleno de incongruencias. Si Méjico va a ir al mundial (muy inmerecidamente) en la forma que todos sabemos, ahora con la liberación extraña de tanto jugador no nacido en el futbol de nuestro bello país, la súplica a quien no corresponda, es que alguien ya detenga esta avalancha. Los futbolistas que, supuestamente están en formación, o que acaban de aparecer en el primer equipo de sus respectivas instituciones, se quedarán en el camino, pisoteados otra vez.
Mi deseo, como carta a Santa Clos, dirigida a quien no corresponda, es que a Méjico le vaya muy mal en el mundial. ¿Por qué? No aprendieron de las penurias que se mostraron en el Hexagonal,  a tal grado que se tuvo que comprar el boleto a Brasil (en reventa) viajando a Nueva Zelanda. Esa graciosa huída ha traído como premio, tener en la lista de muchos equipos, prestos a empezar la próxima semana, un desordenado despilfarro en nombres y jugadores no hechos en las canteras de los equipos.
Lo nefasto que fue la obtención del boleto para el mundial, no fue suficiente para recapacitar y echar marcha atrás en la invasión de tanto extranjero, con o sin papeles. Por eso, mi deseo navideño y de fin del 2013 es que (sin ser “grinch”) en el mundial, le pongan su muy buena repasada al futbol mejicano, lo desbaraten y lo regresen rápido. Los dueños y directivos, los que toman las decisiones, se han propuesto desbaratarlo. Ahora le toca a quien corresponda o no, que lo haga “papilla” en el campo, para que sirva de escarmiento, aunque no vaya a servir.
Es un insulto a los mejicanos, jugadores y aficiones, tener tanto no nacido en nuestro país, con carácter de refuerzo. Si a los propietarios de la empresa futbol, no les interesa el extranjerismo desmedido, corresponde desearles todos los males posibles para que se compense con sus fechorías. Espero, a quien no corresponda, cumpla con la maldición.