Reseña

Brasil contra el mundo del futbol

Una mayoría de brasileños están contra la celebración del mundial; y esto es serio y en serio. La FIFA ha asentado sus dominios en tal país, como lo hace cada cuatro años en la sede. Ahora, aprovechando el evento, exhibirán las inmensas diferencias sociales y económicas, y los problemas serán más severos e incómodos. Esto todavía no se anuncia o no lo vemos porque a los involucrados no les interesa dar a conocer. Pero la pobreza, las desigualdades y los pensantes, tienen su momento.Las diferentes huelgas, en servicios, y los reclamos sociales van a aprovechar la tribuna gratuita que el futbol le ofrece al mundo para expresar su repudio a los destinos de un dinero, que ignora otros caminos, y que debieron ser considerados. Sólo ellos saben sus extremas y muy sensibles diferencias. Nos pintan a Brasil como carnaval y futbol, pero existe mucha miseria y desigualdades, mayores que las diversiones. A las mayorías no favorecidas por el futbol les urge proclamarse, darse a conocer, poner en conflicto el certamen.Brasil como población y gran parte de la sociedad (no el gobierno) está preparado para oponerse al Brasil del mundial. Será un evento digno de evaluar dimensiones, valores e intereses porque el futbol es aceptado pero no es lo único en un país, aunque sea 5 veces campeón del mundo. Las conquistas de Brasil en futbol no reflejan idénticos logros del mismo país en economía, avance social, educación, salud. Ellos saben sus enormes diferencias, y ya no quieren vivir ni sobrevivir en tales desigualdades.La paciencia tiene su límite; y llegó cuando el mismo Brasil se comprometió a realizar la fiesta para el mundo, pero no para su propia inmensa población. No me imagino que un partido del mundial no se pueda llevar a cabo por cuestión de huelgas, paros, impedimento de acceso a los estadios. Y todo eso se podrá dar. No es alarmismo. Es visualizar una realidad ya anunciada hace un año. Hacerles caso y entenderles, comprenderlos, es lo menos que corresponde al mundo, sea partidario o no del futbol.