Reseña

Azul pintado de verde

Tengo muy serias y fundadas dudas. ¿Es en serio que Santos puede ganarle mañana al Cruz Azul en el antiguo “Distrito Federal”? Pienso en tal posibilidad y me detengo, genera cosquilleo, me pellizco para saber si ando bien  del cerebro. Pero luego dejo en libertad la idea para que sea ella la que responda y se comprometa.

¿Ganará el Santos al Cruz Azul?

Hay argumentos para pensar todo y también para penar todo. Ambos equipos tienen suficiente contenido con pruebas fidedignas para argumentar su mal momento, aunque los capitalinos ambulen invictos. Cada partido suele ofrecer una sorpresa, negativa o positiva, pero sorpresa al fin.

No sabemos con exactitud lo que vaya a acontecer mañana; obvio.

Desconozco hasta dónde le podrá ayudar al Santos la atractiva victoria en Ciudad Juárez. El torneo es una ruta distinta que habrá que caminar con más rapidez porque empatar o perder mañana, es un incómodo adiós a las aspiraciones reales del actual torneo. El adiós definitivo a la liguilla está cerca si no pintan de verde al azul.

El entrenador tiene la inmensa obligación de hacer mejorar a sus dirigidos cada partido; y esto no se observa por ningún lado, aunque no es simple.

La responsabilidad no consiste en mostrar cara enfadada durante el partido porque con el lenguaje corporal se le dicen muchas cosas a los dirigidos. Suerte en la capital del país; mucha suerte.