Reseña

Aviso urgente: Ganar de visitante

Toda victoria es bienvenida, como sea. La taquilla de local se hace de visita. Ganarle a Jaguares mañana en Chiapas, dulcifica a cualquiera, hasta al más amargo. Pero el “chiste” está en ganar, no sólo prometer ni enviar mensajes conmovedores para atraer el triunfo. El mejor imán de taquilla es vencer en patio ajeno. Son los jugadores (y Pedro sin estorbar) los responsables de hacer que eso suceda. La prensa podrá alentar con vítores y flautas, pero es el plantel el encargado de lograr los 3 puntos.De ahí emana todo lo nuevo y las futuras conductas de la gente hacia el equipo amado. Las especificaciones y minuciosidades estilo rendimientos decrecientes que se puedan exponer, al mejor estilo de un buen profesor de Economía, no le facilitan al aficionado, sus razonamientos para apoyar y acudir al llamado urgente. El aviso oportuno es simple: Ganar de visitante. No se necesitan más teorías, dogmas, exposiciones ni explicaciones. ¿Podemos entendernos en esto?Jaguares está en las mismas urgencias que Santos, por lo tanto la encrucijada es para ambos. El ganador no necesita hablar, ni volver a convencer, menos refutar o hasta increpar. Ganar en Tuxtla es la clave, no es sencillo, pero sí es la llave a un nuevo horizonte. Bajo tal convencimiento, dejando atrás un costal de incomodidades acumuladas y no resueltas, es urgente enfocar el talento, esfuerzo y total dedicación, en vencer al rival de mañana.Nadie consagra su figura con retóricas vanas. Arengar contra la corriente, contra las apreciaciones de otros, es inútil. Al ganar de visita todo vuelve a la normalidad. Vencer a un rival directo en el afán de calificar, asegura mucho porque en esta fecha, se enfrentan otros en condiciones semejantes. El ganador siempre tendrá la etiqueta de inteligente; y hasta eso se puede lograr al traer los 3 puntos a La Laguna. Es preferible pensar en jugar mejor y ganar, poner todo el esfuerzo en eso, que traer mariposas falsas en la cabeza.