Reseña

Aviso inoportuno

Advertir a tiempo, puede ser oportuno para los de conciencia limpia pero suele ser inoportuno cuando la realidad no se aprecia con suficiente claridad. Santos, con su quinto lugar merecido, ha logrado 3 puntos de sus anteriores 9 en disputa. Aquí está el aviso inoportuno pero es oportuno. Continuar con este paso, no es señal de progreso.

Es momento de reaccionar, de ganar, no conformarse con estar en zona de calificación. Supongo que hay conciencia de esto y el aviso no se necesita. Lo inoportuno se convierte en oportuno.

¿Qué aviso necesita Cruz Azul, Jémez, América, Lavolpe, Peláez, Ferreti, Tigres y Gingac? Lo que se les diga, con sustento y buena intención, frutos traerá. No hay duda. Los antes citados arrastran una clara deficiencia en sus conductas, puntos y posiciones. Se les aprecia y respeta pero se les avisa con anticipación.

Defender lo indefendible es señal de ingenuidad e ignorancia.

Los seguidores del campeón siguen siendo líderes del desorden, aunque su “policía mayor” haya pretendido defenderlos. Aquí está otro aviso incómodo.

A los cuatro primeros de la actual tabla general (Toluca, Guadalajara, Tijuana y Monterrey) se les notifica que deben calificar, que no se asusten, basta con invitarlos a la fiesta desde ahora.

Esta convocatoria puede incomodarlos pero merecen estar de plácemes en la posición que más les convenga. Lo inoportuno podrá ser la excesiva confianza que los arrastre a no calificar. 

Se supone que Morelia conoce perfectamente su ingrato destino; no necesita ningún aviso oportuno que huele a inoportuno porque el tema se llama descenso. En la misma condición están Veracruz, Jaguares y Puebla. Los “cruzazulinos” se podrán molestar (también tema descenso) si lo oportuno lo consideran como ofensa. Allá ellos.