Reseña

Atlas es el lugar 17

A simple vista, sin darle entrada a la reflexión, cuando el equipo en lugar 17 va de visita, a donde acuda, deberá perder. Es un análisis ligero, sin considerar más variables ni imponderables, porque cada partido tiene su secreto y encanto. Dando por válido la ventaja que Atlas ofrece por ser el penúltimo, se abre la opción para ver ganador a Santos esta noche. De no darse una victoria lagunera, significará que los recónditos detalles del compromiso deberán evaluarse en otra dimensión.
Sin Lacerda por obligación, y sin otros por conveniencia de planeación, la riqueza que siempre ofrece la variedad, podrá aparecer, siempre y cuando haya inteligencia en el campo y ubicación adecuada. A Rentería debemos verlo en su lugar de origen, de punta. En León, en algunos lapsos del juego y más por el desarrollo de ciertas jugadas, estaba de centro delantero, junto a Peralta o más adelante. Eso provocó que tuviera opciones claras de gol. No la metió, pero al menos se ubicó más donde supuestamente deber ser.
Esa variable y variante (Rentería) podrá ser la novedad esta noche. Arrinconado del lado izquierdo y pegado al precipicio de la línea de banda, le provoca pavor. Es desperdiciarlo. Intentan “jugar” y experimentar a la estrategia novedosa pero a quien primero confunden es al mismo actor, y luego a sus compañeros porque no se le ha ubicado en la posición que es más suya.
Los demás, por ejemplo Cevallos, debe prestarse a la plena cooperación. Si Crosas no es considerado para iniciar, señal de que no es útil; lo cual ya llega a hartar. Pero también debe ser un viso al interior de la organización. Un extranjero tanto tiempo en la banca, es desperdicio de funciones y de dinero. Atlas puede ganar, si se lo propone. Intentar reaccionar, ahora que ya les pagan y no tienen apuros fuera de la cancha, debe ser exigencia mayor para su “mesías”: Tomas Boy.