Reseña

Aprender a desaprender

Faltan 4 jornadas para que termine el torneo, y el campeón vigente (Tigres) se encuentra en problemas. Aquí tiene cabida la expresión de “Aprender a Desaprender”. Está complicado explicar el concepto y más difícil, comprenderlo, pero el intento debe hacerse. No todo jugador extranjero que está en nuestro país, es bueno.

Ferreti, no hizo campeón a Tigres. Lavolpe enterró lo poco que había de él, desde el asunto con la Podóloga.

Esto es tener que romper paradigmas para establecer nuevas verdades.Es volver a construir escenarios para aprender nuevas cosas, mejores, con distintos enfoques. Es conveniente usar la estrategia “rayo láser” que consiste en perforar algo específico.

Diego González (por favor aprendan a desaprender) no debe ser titular, ni banca. Ya es mucho empecinarse en falsedades, aunque el equipo lagunero haya ganado a Veracruz, y se ubique bien posicionado y sólido en zona de calificación.

Es trascendente quitar vicios (desaprender) para establecer nuevas bondades, experimentar algo distinto y eficiente.Aprender a ver el torneo con idea de modificar estructuras mentales e ideológicas que conduzcan a enriquecer al Santos.

Los deseos no deben basarse en hacer lo que a la organización le gusta sino lo que le conviene, siempre y cuando haya identificado quién actúa mal, a quién se le regala la titularidad y quién se esconde bajo el esfuerzo de sus otros diez compañeros.

En Santos, mientras unos se parten el alma, nuestro querido Diego (argentino) se confunde, ambula, se esconde, no aparece, imita falsedades. Sacar de la alineación a González es aprender a desaprender. ¿Queda claro?Lo que se necesita hacer debe ser dictado por la verdad, por la conciencia limpia y clara que sabe diagnosticar bien. Hoy, el lugar en la tabla general, provoca tranquilidad.

Se le felicita al Santos por su momento presente en el torneo. Pero se le invita a que sepa ver el mal que existe en su propio interior. No es necesario adorar a los muertos. Es sano quitar ataduras que impiden el mejor desarrollo para aprender nuevas formas de comportarse en el campo y desaprender mañas, errores, defectos, vicios y malas costumbres.