Reseña

América dio una lección de humildad

La jactancia es parte de algunos miembros del Club Santos. Pedro dijo hace poco que la estrategia la dictaba él, y sus dirigidos la seguían. El que no estuviera comprometido con él, iría a la banca. Pues bien; el viernes le faltó Juan Pablo, e hizo 7 movimientos para sustituirlo. Se dedicó a chismes de vecindad contra el líder general, y América ejecutó todo con facilidad, dando una gran lección de humildad. La afición se desmorona y la relación se cae a pedacitos. Alguien, arriba de Pedro, debe intervenir. Es su momento.Oswaldo salvó al Santos cuando se jugó contra Atlas. Ante Chivas fue Quintero. Contra Toluca, Rentería abrió el camino. Estos tres simples ejemplos confirman la falsedad de Pedro. Otros 4 goles en contra, y visitar a Tigres mañana, no es para jactancias. ¿Ahora podemos afirmar que Pedro es un entrenador “vulgar”? Si el lusitano se atrevió a decir eso de dos de sus jugadores el torneo pasado, ahora se le adjudica lo mismo.América históricamente solía ser orgulloso, ahora se puso humilde para sorpresa de todos, y para el aprendizaje de Pedro. Sin Juan Pablo, no supo qué hacer el “estratega” local. Los jugadores siempre están por encima del entrenador. Son más importantes ellos que las declaraciones, pensamientos y decisiones de los que dirigen. Por favor, no culpen a la afición ni la intimiden. Lo que el estadio vivió el viernes es producto de decisiones que no favorecen a la afición lagunera.El día que haya “reversa” a ciertas cosas (ejemplo, precios de todo) la gente volverá a apoyar. La afición no está de acuerdo con lo que dice, vocifera y decide el entrenador. Ahí hay un hilo muy delgado que se convierte en grueso al momento de pensar en apoyar. No es cosa de juego, son situaciones para reflexionar en serio. Ver a Cejas y Calderón en el equipo, no atrae, es molesto porque los engaños no generan buenos resultados. Por eso, la afición se está alejando poco a poco del equipo. Imiten al América que vino a dar una lección de humildad.