Reseña

Aires frescos llegan de Tepic

Golear de visita siempre es agradable y plausible. Fue contra un equipo de otra categoría pero que se había tomado la molestia de ganar en La Laguna. Con dos contenciones muy bien ubicados y eficientes, más la imperante necesidad de ganar, los verdes supieron brindarse y se dieron el lujo de aplastar a su rival. Este triunfo debe significar aire nuevo y fresco para Santos, no sólo contra América, primero frente a Necaxa para desterrar tanto empate en el torneo.

La mercadotecnia santista podrá estar de plácemes cuando reciban a los “Pericos Verdes” capitalinos. Pero antes deberán vencer, como sea, a Necaxa. No nos confundamos ni cambiemos el sentido de la desigualdad. La confianza del triunfo contundente en la Riviera Nayarita no tendrá sentido si a los de Aguascalientes no se les supera. La primera clave del partido ante Coras fue que se actuó con dos contenciones muy fijos dando cierta libertad a los otros dos volantes.

La renovación de las ideas surge de un claro triunfo pero sin engaños. Si Cuero participó claramente en los dos primeros goles, eso no significa que deba iniciar contra Necaxa. Con dos contenciones aptos, todos jugaron sueltos y mejor, aprovechando la debilidad de un oponente que había sorprendido de más. Necaxa es el nuevo sinodal; y puede ser la ocasión de modificar algo, como actuar con dos contenciones, lo cual no se ha intentado en el torneo.

La victoria en Tepic llega para apurar a todos, sobre todo al entrenador en su decisión para el próximo domingo. El nuevo compromiso, al haber superado una prueba, es ganar en la liga. La Copa debe esperar. Lo que no puede esperar es el crecimiento conductual de cada jugador porque el 5 a 0 podrá marear a muchos, incluyendo a la afición, que hoy opina por todos lados.