Reseña

Admirable y sufrido tercer lugar

Ser el tercero de la tabla general en estos momentos, encierra una grata verdad, un raro enigma y un compromiso. Increíble que Santos se encuentre tan bien ubicado. El calendario le ha sido cómodo pero ha sabido sortear las adversidades para ubicarse en tan privilegiado lugar gracias a sus méritos. Lo complicado está por venir.

Si se proyecta esta posición (lugar 3) la tendencia es que Santos pudiera calificar, lo cual es gratificante. No conviene adelantar vísperas porque anoche se sufrió mucho para anotar y para vencer a un Puebla que vendió cara su derrota. Lo meritorio es el triunfo, irrefutable e irrebatible el tercer lugar general, para beneplácito de los laguneros y admiración del país.

Quedarse en las alturas de los puestos, es el reto. Enorme sorpresa ubicar a Santos tan arriba, jugando bien, con futbol grato, lucha, esmero y esfuerzo conmovedor.

Las opciones claras y manifiestas de gol generadas, no fructificaron anoche, pero se crearon que es lo atractivo.

El desgaste fue constante, intenso el accionar, sin desdibujarse con el afán de ganar. La entrega y lucha fue manifiesta. El tercer lugar se merece, admira y aplaude.

No será fácil permanecer en tal puesto como tampoco es necesario celebrar sin cautela. En lo individual, varios deben superarse sensiblemente y el entrenador hacerlos mejorar, revisando a conciencia lo que hacen. Guadalajara será la primera prueba para calibrar si este tercer lugar es verdadero o engañoso, porque Veracruz, Morelia y Puebla no sirven mucho para sacar conclusiones claras.